Escucha esta nota aquí

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, utilizó ayer las redes sociales para retar a la Unión Europea (UE) después de que el viernes el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, afirmara que los países miembros se defenderán de los nuevos aranceles anunciados por la Casa Blanca esta semana.
“Si la UE quiere aumentar, aún más, sus ya de por sí enormes tarifas y barreras a las empresas estadounidenses que operan allí, nosotros simplemente aplicaremos un impuesto sobre sus vehículos que fluyen libremente por Estados Unidos”, escribió Trump en su cuenta personal de Twitter.
Asimismo, el mandatario acusó a la UE de dificultar la venta de automóviles de origen estadounidense en el mercado único, hasta el punto de hacer imposible comerciarlos en el Viejo Continente, lo que supone, según dijo, "un gran desequilibrio comercial".
Estas declaraciones se producen después de que el viernes Washington anunciara que planea imponer, de manera generalizada, nuevos aranceles a las importaciones de acero y aluminio, sin tener en cuenta su procedencia, si bien concedió que se podrían contemplar ciertas excepciones para ciertas “situaciones” particulares.
A raíz de este anuncio, Juncker señaló en Hamburgo (Alemania), que los europeos también pueden ser “tan tontos” como para tomar medidas similares y defender que tal vez sea necesario hacerlo.  "Europa debe defenderse y se defenderá", garantizó el presidente de la Comisión Europea.