El agente boliviano en La Haya y expresidente, Eduardo Rodríguez Veltzé, sugirió cautela frente al debate mediático que existe entorno la Demanda Marítima contra Chile. Advirtió el riesgo de generar confusiones y a la vez conflictos.

"No siempre los debates mediáticos, sobre todo aquellos que dan vueltas sobre los argumentos jurídicos, son adecuados porque dan lugar a interpretaciones que llegan a confundir", explicó el embajador ante los Países Bajos en entrevista con el programa "Esta Casa No es Hotel".

Conoce más: Relaciones entre Bolivia y Chile, con clima "enrarecido"

Agregó que "esas opiniones confunden a la opinión pública y abren debates que no deben darse sino en los procedimientos que da la Corte Internacional de Justicia", que analizará el fondo de la causa.

Ratificó que "si empezamos a confundir el tema mediático con el político y el jurídico, podemos tener conflictos. Tenemos que tener cuidado", dijo a tiempo de señalar que hay dos ámbitos de trabajo, uno estrictamente jurídico y otro diplomático/político. 

Lee también: “La CIJ dice que este problema no fue resuelto”

"Hay una etapa que se trabaja en el Tribunal y otra que se trabaja en la diplomacia, la política. Los jueces se mantienen al margen del debate que existe en la diplomacia. Esta Corte, en este tiempo, muestra su gran independencia", sostuvo el agente.

Añadió señalando que "yo me inclino en pensar que esta Corte decide en derecho, decide en justicia, como en otros fallos. Posiblemente, poco o nada le interesa el debate en los medios o en espacios diplomáticos, pero eso no deja de tener importancia para ver que el país logra adhesiones a su causa".

Puedes ver: “Bolivia sacrificó su aspiración de salida soberana”

Resaltó que la demanda nacional "se inscribe en una causa global de recuperación de los mecanismos de solución pacífica de los conflictos" y dijo que en el área diplomática el Gobierno explora nuevas estrategias frente a lo que haga Chile, anticipando que más adelante "posiblemente haya necesidad de sumar más gente".

Sobre el debate de la reelección y el uso político de la causa marítima, el embajador se limitó a señalar que "los bolivianos son suficientemente maduros para tomar una decisión, ya sea por el si o por el no, así como han decidido apoyar esta decisión de buscar una solución al tema de enclaustramiento".

Averigua también: Chile en Europa busca apoyo contra la demanda

Aseveró que "si los mandatarios llegaran a un acuerdo para dialogar, pueden paralizar el proceso y eso se puede. Según la Corte, no hay ninguna dificultad en esta contingencia. Ha ocurrido en muchas oportunidades y no hay ninguna dificultad en ese orden procesal".