Escucha esta nota aquí

Después de un impasse y ante las crecientes críticas internas, el Gobierno de Chile decidió aceptar la ayuda humanitaria ofrecida por Bolivia, según informó el Canciller de ese país, Heraldo Muñoz. China, Japón y México se suman a la solidaridad. 

"Estos países hicieron ofrecimientos que se evaluaron en función de las necesidades en terreno que han realizado en la Onemi y le hemos trasladado a cada uno de estos cuatro países la disposición nuestra de recibir esta ayuda", informó la autoridad. 

Agregó que Chile "quiere agradecer a estos países su preocupación, su solidaridad, su generosidad para ayudar al pueblo y al Gobierno en estas circunstancias tan especiales”. En la víspera el Cónsul de ese país en Bolivia, Milenko Skoknic, afirmó que el apoyo era innecesario.

Muñoz descartó que se haya puesto trabas al ofrecimiento de ayuda del país. "Yo quisiera valorar el gesto humanitario de Bolivia, sabemos que es una ayuda desinteresada de Bolivia", declaró el ministro chileno.

En la víspera, el vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, lamentó que el vecino país rechazara 10 toneladas de agua que se pretendió enviar el fin de semana. "Ellos deciden, nosotros no opinamos. Hemos visto a personas que necesitaban agua y alimento", explicó.

Las lluvias más fuertes en poblaciones del norte de ese país, como Coquimbo, Atacama y Antofagasta, dejaron hasta el momento 17 personas fallecidas, 20 desaparecidos y casi 27.000 personas damnificadas, la mayoría en albergues..