Escucha esta nota aquí

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ofreció ayer al nuevo Ejecutivo catalán abrir un proceso de diálogo siempre dentro de la Constitución, después de que los partidos independentistas lograran en las elecciones del jueves mantener la mayoría absoluta en el Parlamento regional.

Una vez analizados los resultados electorales, que dan de nuevo al bloque independentista la posibilidad de formar Gobierno en Cataluña, los partidos independentistas apostaron por continuar con su lucha por la secesión pero sin marcar planos ni ‘calendarios’.

Las elecciones depararon el histórico triunfo de Ciudadanos, partido defensor de la unidad de España, pero la suma de las tres listas secesionistas -JxCat, ERC y CUP- les otorga la mayoría absoluta en la Cámara.

Ayer, el cesado presidente Carles Puigdemont emplazó a Rajoy a una reunión en el extranjero “sin condiciones previas” para intentar buscar soluciones al bloqueo político: “Sería un gesto de buena voluntad”, aseguró desde Bélgica.