Escucha esta nota aquí

Un caso de supuesta corrupción que implica a funcionarios de la Alcaldía de Colpa Bélgica fue destapado por la Fiscalía Anticorrupción. El hecho se conoció después de que responsables de una constructora protagonizaran un escándalo en una entidad bancaria, pues un funcionario de dicha comuna les exigía el pago de Bs 30.000 por concepto de comisión por una obra adjudicada a dicha empresa.

Tras el escándalo, la Policía y la Fiscalía intervinieron, descubriendo el cobro ilegal.

Según el fiscal Ángel Álvarez, el caso se remonta al 9 de octubre de 2013 cuando la empresa constructora CyC firma un contrato con la Alcaldía de Colpa Bélgica para la construcción de un tinglado en el colegio Gilberto Saucedo por Bs 638.128. La obra tenía que entregarse en marzo de 2014. Al inicio la comuna pagó Bs 200.000, luego Bs 48.000 y el saldo debía de cancelarse tras concluirse la obra; sin embargo, pasó el tiempo y el municipio se negaba a pagar.

El cobro de la comisión
En su declaración en la Fiscalía, Carlos Candia Vaca, responsable de la empresa, reveló que el 30 de diciembre él y dos arquitectos fueron a la casa del alcalde Valdemar Antelo para cobrar el dinero faltante. “El alcalde Valdemar Antelo dijo que se encontraba en poder de los cheques, pero que no nos los iba a entregar hasta que no le demos Bs 30.000”.

Candia aseguró que se desató una discusión con uno de sus arquitectos, pues le dijo al alcalde que lo denunciaría por extorsión.

El sobrino del alcalde, que también es funcionario municipal, agredió al arquitecto y fue denunciado en la Policía. El día 31 la empresa insistió en el pago de la deuda y el alcalde les dijo que les iba a pagar si desistían de la denuncia. Fue así que el burgomaestre envió a Robert Érick Beltrán Céspedes, jefe de planificación de proyectos, al banco para pagar la deuda. Primero acudieron a un banco en Warnes, pero como no había sistema se trasladaron al Banco Unión, entre el segundo y tercer anillo de la avenida Cristo Redentor. Allí Beltrán insistió en el pago de la comisión y Carlos Candia aceptó hacer dicho pago.

No obstante, solo le entregó Bs 20.000, lo que malestó a Beltrán, que habría llamado al alcalde para informarle del hecho. El burgomaestre ordenó que se frenara el pago del último cheque por Bs 177.869.49, lo que provocó que Candia hiciera un escándalo en el banco y la Policía intervenga.

Beltrán fue detenido y llevado ante el juez Moisés Chaile, que ordenó su detención en Palmasola. El alcalde ya fue citado a declarar, pues la investigación se ha ampliado