Escucha esta nota aquí

Según la Dirección de Protección a Víctimas, Testigos y Miembros,
Bolivia se caracteriza por ser un país de origen, tránsito y destino de la trata y tráfico de personas. En lo que respecta a Santa Cruz, el departamento es el principal destino de personas explotadas laboralmente.

"Debido al gran movimiento económico que existe, Santa Cruz se ha constituido en un lugar de destino para migrantes que son sometidos a situaciones de explotación laboral.

El origen son El Alto, Santa Cruz y Cochabamba, de donde provienen las víctimas de la trata y el tráfico, según un comunicado del ministerio Público. 

En cuanto al destino externo los países a donde son enviadas las personas son Brasil y Argentina. "Los bolivianos y bolivianas, luego de ser captados, son trasladados a estos países donde son sometidos a situaciones de explotación laboral, principalmente", continúa la nota.

En cuanto al tránsito, Tarija y Santa Cruz, dado que tienen zonas fronterizas, se han constituido en las ciudades donde se ha identificado más que todos casos de tráfico de migrantes y algunos de trata de personas.

Últimamente, Oruro también ha registrado casos de tráfico de migrantes, tomando en cuenta que se constituye en un paso para extranjeros hacia la República de Chile, precisa el documento.

De 1.300 denuncias solo 32 sentencias


El Ministerio Público atendió 1.340 casos de denuncias de trata y tráfico de personas desde la promulgación de la Ley 263, el pasado 31 de julio de 2012, explicó Fabiola Tito de la Dirección de Protección a Víctimas, Testigos y Miembros.

“De ese total de casos, se han obtenido 32 sentencias condenatorias y 86 se encuentran con acusación formal", señaló la funcionaria 

Los delitos denunciados más frecuentes son: guarda o adopción ilegal; explotación sexual comercial, explotación laboral y venta u otros actos de disposición del ser humano.

“El número de víctimas, asciende a 1.202, de las cuales 184 son mujeres; 208 niños, adolescentes hombres; 641 víctimas son niñas y adolescentes mujeres; es decir, que del total de víctimas el 85 por ciento corresponde a personas de grupos vulnerables”, manifestó.

Va en aumento


"En 2014 el incremento de casos ha sido mayor
con relación a las gestiones 2012 y 2013”, afirmó Tito. El 2014 se recibieron 812 casos, mientras que entre las gestiones 2012 y 2013 fueron 520 los casos.