El Gobierno mexicano envió una nota diplomática a la Cancillería de Bolivia expresando su preocupación y sorpresa por las declaraciones realizadas por Evo Morales, que señaló que en México existe un modelo “fallido” en cuanto al combate a la delincuencia organizada.

Según medios internacionales, señalan que las declaraciones de Morales, causó molestia en el presidente Enrique Peña Nieto, por lo que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de este país envió una nota diplomática a la Cancillería boliviana.

En la nota remitida a la Cancillería, la SRE sostiene de manera oficial que México apuesta por “los ánimos de concertación que hoy prevalecen en la región”.

Morales aseguró que Colombia y México tienen “problemas profundos” con el narcotráfico debido a su “fallido” modelo de libre mercado, que según el Gobernante los somete “al imperio norteamericano”.

"Estamos viendo cómo está Colombia, especialmente cómo está México, los últimos sucesos. Sigo pensando que allí está el modelo fallido", comentó el presidente, aludiendo a la desaparición de 43 estudiantes de magisterio el pasado 26 de septiembre en Iguala, Guerrero, añadiendo que, “pareciera que la delincuencia está por encima del Estado”.

Asimismo, en un comunicado la SRE destacó que “México privilegia el diálogo respetuoso a nivel regional y la interacción entre países, reconociendo la diversidad que existe en América Latina y el Caribe, sobre la base del diálogo y la cooperación”.

Las declaraciones del presidente Morales fueron realizadas durante el acto de graduación de subtenientes egresados de la Academia Nacional de Policías en la ciudad de La Paz.