Escucha esta nota aquí

Erwin Sánchez, nuevo técnico de Blooming, habló tras asumir el cargo de forma oficial. ‘Platiní’, que debutará en el banquillo de la academia frente a Oriente, le restó importancia al duelo con los refineros porque cree que lo primordial es continuar el proyecto que ideó la dirigencia para potenciar a los jóvenes de la casa. Además, el DT piensa en avanzar con el equipo “paso a paso” para afrontar el torneo Apertura y la Copa Sudamericana.

Su debut ante Oriente. Los clásicos tienen un sabor aparte, pero solo valen tres puntos y son las unidades las que nosotros intentaremos ganar con todas las herramientas que tenemos a disposición y esperemos que las cosas nos salgan como las vamos a preparar.

Evaluación del equipo. Cuando se gana no todo está bien, es la misma cosa que cuando se pierde, no todo está mal. Siempre hay cosas positivas y negativas en un partido, lo que pasó anoche no sale de esa regla, por lo tanto vamos a conversar de a poco con cada jugador para intentar ser lo más correcto para elegir a los 18 para cada partido.

Su idea. Vamos a ver si el tiempo nos alcanza para que podamos transmitir nuestra idea y los jugadores puedan expresar eso en la cancha. La idea futbolística siempre hay que plasmarla dentro del campo, por delante tenemos a un buen rival, exigente, pero la prioridad somos nosotros, nuestro pensamiento está enfocado 100% en lo que podamos hacer.

Copa o torneo. Nosotros tenemos que ser realistas con lo que tenemos y somos, vamos a intentar ir quemando etapas, no podemos pensar en la Copa Sudamericana y dejar de pensar en el partido con Oriente, tampoco podemos meternos 100% en el campeonato y descuidar la Copa. Iremos paso a paso, sabemos que este torneo no es fácil, pero es menos complicado que el anterior, tenemos la posibilidad de estar en ambas competiciones y trataremos de avanzar lo más lejos posible.

Nivel de extranjeros. Vamos a conversar con cada uno, hay que darles confianza, de repente trabajando con ellos de una manera diferente podemos sacarle provecho a su potencial, son de la casa y vamos a aprovecharlos lo mejor que se pueda.

Juveniles. Vamos a seguir trabajado, como lo dije en la conferencia de presentación, los chicos están, el plan existe, hay que darle una secuencia, pero no porque sean jóvenes van a jugar, si hay uno de 16 años con cualidades y potencialidades para ser un grande, hay que ponerlo a jugar, pero si tiene 16 años y no tienen esas cualidades, no hay por qué ponerlo, no hay que quemar etapas.