Escucha esta nota aquí

Cumplió con los 90 minutos de juego y salió corriendo de la cancha. El portero Joe Day, del Newport galés (cuarta división), no se aguantó las ganas de conocer a sus gemelas que tenían horas de nacidas y dejó a sus compañeros festejando el avance en la FA Cup ante el Middlesbrough (segunda división de Inglaterra).

Day tuvo que apagar su celular para estar concentrado en el partido, sabía que su esposa Lizzie estaba por dar a luz, pero también era consciente de que disputaba un partido clave para su club. Ni bien logró su objetivo deportivo, se retiró del escenario deportivo para ver a Sophia Grace y Emilia Lillie, sus hijas.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Jordán descarta negociación con el Barcelona de Ecuador por Vaca

"Joe es tan profesional que apagó su teléfono, ni siquiera tuve que esconderlo. Tan pronto como terminó el juego, lo revisó y me dijo: 'Jefe, muchas gracias, pero ¿puedo irme ahora?'. Le dije: 'Por supuesto que puedes'", contó en una entrevista con BT Sports. Michael Flynn, su DT.

El guardameta no estuvo en el alumbramiento para acompañar a su pareja, pero tenía su comprensión. “Estoy muy orgulloso de mi esposa y mis hijas. Sabía que el nacimiento estaba en los planes, pero tuve que apagar todo para concentrarme en el partido", afirmó.

TE PUEDE INTERESAR: Llevan a Inglaterra cuerpo hallado en el avión de Sala para identificarlo