Escucha esta nota aquí

Mientras la Policía utilizaba media tonelada de gases para despejar la carretera entre Santa Cruz de la Sierra y Yacuiba, el viceministro de Desarrollo Energético, Jorge Willy Ríos, redactaba una carta dirigida a Wilma Arredondo, capitana de Takovo Mora, para convocarla a una consulta sobre la construcción de ductos por la Tierra Comunitaria de Origen que dirige.

Esa carta recién llegó ayer a las 14:45 a Yateirenda, mientras los heridos y golpeados por la represión policial contaban sus dolores a la comisión de diputados opositores y asambleístas departamentales que llegó hasta la comunidad chaqueña.

La carta fue recibida con prudencia por Arredondo, que prefirió analizarla antes de dar su opinión. A esa hora, ella y el resto de los dirigentes guaraníes aún tenían la esperanza de que una comisión del Gobierno llegue hasta la comunidad para negociar la consulta sobre la perforación de cuatro pozos petroleros detrás de la TCO Takovo Mora.

Consultado al respecto, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, explicó que no conoce esa carta ni el motivo de la consulta. A las 20:51 de ayer, Juan Carlos Segales, parte del equipo de comunicación del Ministerio de Hidrocarburos, luego de consultar con sus jefes, explicó que es el inicio de la consulta a los indígenas sobre los ductos que probablemente atravesarán su TCO, si los pozos que se están perforando finalmente resultan productivos.

Señaló que son dos temas diferentes: mientras los guaraníes reclaman la consulta sobre la perforación de los pozos, el Gobierno considera que ya tienen la licencia ambiental sobre los pozos, puesto que se encuentran en una propiedad privada, pero sí se deberá consultar sobre las líneas de recolección que puedan pasar por la zona. Para dejar en claro el punto, el funcionario envió una cartografía de la zona de explotación, en la que se ubican los cuatro pozos fuera de la TCO Takovo Mora.

Mientras el nuevo escenario se concreta, los guaraníes reunidos en Yateirenda aún no pierden las esperanzas de poder negociar con el Gobierno. Durante toda la mañana, los dirigentes estuvieron reunidos en la sede de la capitanía zonal para tratar de afinar la estrategia legal de la discusión, pero a las 16:00, Arredondo había perdido las esperanzas de que una comisión llegara a la zona.

La mburubicha explicó que el Gobierno pide que el diálogo se realice en el municipio de Cabezas, mientras sus bases le exigen que sea en Yateirenda. Lo más probable es que si hay diálogo, sea los primeros días de la siguiente semana.

Con visita
En medio de las cartas y las reuniones frustradas, llegaron los asambleístas departamentales y diputados.

Los heridos en el desalojo y posterior ocupación de la comunidad contaron cómo fueron sacados de sus casas, pateados y subidos a un micro por los policías, que les reclamaban por sus compañeros heridos durante el desbloqueo.

Ronald Moreno, asambleísta departamental por Demócratas, les expresó la solidaridad del gobernador Rubén Costas y les prometió que todos los heridos serían trasladados a Santa Cruz de la Sierra para ser atendidos de forma gratuita.

Les aseguró que no los mueve un interés político, y les deseó que se entiendan pronto con el Gobierno en un diálogo en el que ambos se sientan vencedores. Para él, los guaraníes tienen derecho a ser consultados por los pozos petroleros