Escucha esta nota aquí

Cuando eran cerca de las 15:30 de ayer cuatro sujetos fuertemente armados, simulando ser clientes ocasionales, irrumpieron en la Importadora Suiza, de la calle Florida y Libertad, a una cuadra de la plaza principal. Pusieron boca abajo a los funcionarios y a algunos clientes, la mayoría mujeres, para luego huir con gran cantidad de relojes de alta gama. Sin embargo, minutos después tres de estos cayeron presos, en medio de algunos disparos al aire y la intervención oportuna de guardias de seguridad de otros negocios colindantes.

En poder de uno de los sujetos capturados en la misma importadora se logró recuperar relojes que tenía en sus bolsillos. En otros operativos practicados por la Policía en busca del cuarto asaltante, los efectivos confiscaron una motocicleta, cascos y otros objetos que usaban los malvivientes para cometer sus fechorías.

El ventero de cinturones
Justo a la hora del atraco, la televisión difundía el partido entre Real Madrid y Atlético de Madrid. Un vendedor de cinturones, amigo de los dueños de la relojería, ingresó al negocio para mirar el partido. “Yo estaba sentado mirando la TV cuando primero vi entrar a uno y me dijo que me agache, me puso boca abajo porque estaba armado. Adentro fue un escándalo porque amenazaron a las funcionarias; querían relojes y plata. Nos decían que no les miremos a la cara porque nos iban a matar, me quitaron mi celular”, comentó el testigo.

Según este comerciante, en la misma importadora se detuvo a uno de los malhechores.

El guardia de la farmacia
El guardia de la farmacia Telchi, que está a pocos metros de la importadora, escuchó disparos y salió a mirar. “Yo estaba sentado cuando escuché tiros y corrí a la importadora. Vi que un hombre escapaba con una mochila y que disparaba al aire. Se fue hacia la plaza y parece que le dio un cachazo a un transeúnte. Después entré a la relojería y por suerte encontré a un asaltante que no estaba armado. Lo reduje y lo enmanillé aunque puse en riesgo mi vida. Ahora espero que la Policía me devuelva mis manillas”, dijo el trabajador de la farmacia Telchi.

Pistolero entró a la peluquería
La peluquería Ma&Ma, situada en la calle Florida, a una cuadra del lugar del hecho, se convirtió en el refugio de uno de los atracadores, que permaneció durante casi media hora oculto.

En el salón había varias clientas cuando ingresó un hombre armado que dejó perpleja a todas. Había escapado de la relojería y como sabía que era perseguido por la Policía ingresó al local saltando la barda de la casa vecina. Según el relato de las testigos, el hombre no fue violento. “Nos comentó que participó en el asalto obligado. No hizo daño a nadie, luego llegaron los policías y se lo llevaron”, comentó una clienta.

El comandante de la Policía, Juan Carlos Arauco, que se hizo presente en el lugar, informó de que fueron detenidos tres sujetos y que se busca a un cuarto. Tras varios operativos realizados en diferentes puntos de la ciudad, la Policía se incautó de una motocicleta y de dos cascos.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Juan Carlos Ramos, dijo que los operativos continuarán.

Los dueños de la importadora de relojes suizos aún evalúan los daños y optaron por evitar todo contacto con la prensa