Pasajeros del vuelo OB 435 de Boliviana de Aviación (BoA), que cubría la ruta Trinidad-La Paz, se llevaron un susto después de que el avión Boeing 737-300, con matrícula CP 3020, presentó un desperfecto en su tren de aterrizaje en el aeropuerto de El Alto. Afortunadamente nadie resultó herido.

De acuerdo con un comunicado de la empresa aérea estatal, tras el incidente se siguieron los protocolos establecidos y procedimientos de seguridad. El documento señala que se pidió en pista el corte del motor, a fin de que los pasajeros puedan desembarcar con normalidad.

"La nave fue remolcada al área de mantenimiento para su revisión. Por los inconvenientes ocasionados, presentamos a nuestros usuarios sinceras disculpas y reiteramos nuestro alto compromiso con la seguridad de las operaciones y estándares de calidad de servicio que nos caracterizan", señala el comunicado de BoA.

A finales de octubre, otro avión de BoA registró problemas con el tobogán de evacuación, en su oportunidad la estatal informó que el material fue reemplazado y que se investigaría lo sucedido.