Escucha esta nota aquí

Un pequeño de 9 años, que vivía en barrio Turere, es la cuarta víctima de rabia humana en lo que va del año en el departamento de Santa Cruz.

La información fue proporcionada por Joaquín Monasterio, director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), de la Gobernación, al señalar que estudios de laboratorio confirmaron este caso positivo de rabia humana.

Monasterio dijo que no se puede decir con certeza qué perro contagió al niño con el virus mortal, porque se sabe que hace un año atrás fue mordido en la pierna por un perro callejero, mientras que en octubre también fue mordido en el brazo por un perro conocido.

El director del Sedes explicó que tras sufrir la mordedura, en octubre, familiares del niño lo llevaron a un centro de salud y que allí no le aplicaron las vacunas contra el mal de rabia, porque el protocolo indica que al ser perro conocido lo que corresponde es mantener vigilado al animal. El tratamiento profiláctico se aplica de forma inmediata cuando el perro es desconocido, recordó.

De esta forma, el galeno rechazó las denuncias hechas por familiares del pequeño a través de algunos medios de comunicación, que acusan de negligencia al personal médico de un centro de salud de la red este que atendió al niño, pues aseguran que solo le aplicaron una dosis antitetánica.

"La denuncia no tiene fundamento. pero estamos haciendo una auditoría", manifestó.

Johnny Ruiz, responsable del programa Rabia del Sedes, dijo que el deceso del niño ocurrió el lunes a las 16:30 en el hospital de niños Mario Ortiz. Indicó que ahora se le hace una valoración médica a todos sus familiares que viven en una misma casa. Son tres familias con 12 miembros.

Monasterio indicó que este es el cuarto caso de rabia humana que se registra en el departamento de Santa Cruz.  En lo que va del año se han presentado 538 casos de rabia canina y 23.000 personas resultaron mordidas por perros, de las cuales 13.000 recibieron tratamiento para prevenir el mal de rabia humana.