Escucha esta nota aquí

Según el informe del consumo per cápita de alimentos elaborado por el ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la dieta de los bolivianos está conformada principalmente por carbohidratos y bebidas gaseosas.

La papa es el principal producto en la dieta nacional ya que el consumo por persona llega a 92 kilogramos al año, seguido por productos en base a harina como los fideos y el pan, con 47 kilos.

Los datos también indican que en el país se consume más azúcar que arroz. El consumo per cápita del azúcar llega a 36 kilos, mientras que el consumo de arroz es de 32 kilos al año.

Otros productos de consumo intermedio son la carne de pollo con 29 kilos al año; aceite, con 25 litros; carne de res, 18 kilos; maíz choclo, 17 kilos; y, huevos con 169 unidades.

Entre los productos menos consumidos por los bolivianos está la quinua, con un promedio de 1 kilo al año, siendo que el país se destaca como el primer productor mundial del grano andino. Sigue la carne de pescado con un consumo per cápita de 2 kilos al año, al igual que la zanahoria.

Otros productos con menor utilización en la dieta familiar son la cebolla y el tomate con 9 kilos, y la carne de cerdo con 8 kilos al año.

Entre los líquidos, el consumo de bebidas gaseosas no alcohólicas es el más preferido por la población, con 50 litros al año; seguido muy de cerca por la cerveza con 48 litros, y en tercer lugar el consumo de leche de vaca con 42 litros, volumen que aumentó respecto a años anteriores.
?