Escucha esta nota aquí

Lindsay Lohan reveló en sus redes sociales que fue mordida por una serpiente durante sus vacaciones, en Tailandia. La actriz daba un paseo alrededor de su hotel, en Phuket cuando pasó el incidente, afortunadamente recibió atención médica inmediata.

A pesar de lo ocurrido, Lohan continúa disfrutando de su estadía en el país asiático, porque asegura que no fue grave. "La parte positiva es que estoy bien. Feliz año nuevo y que Dios los bendiga. Mi chamán me dijo que da buena suerte y que atrae la energía positiva, así que es una bendición", posteó.

Parece que la artista no tiene mucha suerte en sus viajes, ya que el año pasado estuvo a punto de perder un dedo tras intentar manejar el ancla del barco en el que recorría las costas de Turquía. A consecuencia de aquella lesión, Lindsay tuvo que pasar por quirófano para someterse a una cirugía reconstructiva después de que sus amigos encontraran en la cubierta de la embarcación el trozo de dedo que había perdido.