Escucha esta nota aquí

María Patricia Navarro Wieler, señalada por la Policía de ser un nexo para entregar $us 10.000 de adelanto al sicario Esteban Barroso para que victime a uno de sus hermanos, apareció ayer para declararse inocente y asegurar que se presentará ante las autoridades para decir su verdad.

Junto a su madre, Myrna Wieler Velarde, y su abogado defensor, Adhemar Suárez, del consorcio Abogados Unidos, dijo sentirse afectada por las acusaciones en su contra. “Es una difamación que me levantan mis propios hermanos. Es algo preparado que hicieron para amedrentarme, obligarme a irme de Bolivia y renunciar a mis derechos”, expresó.

La mujer, que aparece en una fotografía junto a su hermano Arturo Navarro (sindicado de ser el autor intelectual), explicó que su padre murió dolido por estos amedrentamientos a su familia y lo que quieren es manchar su prestigio personal y el de su mamá. Reconoció que hay una herencia de por medio y que debe ser distribuida en partes iguales entre siete hermanos. “A mi hermano Arturo lo hicieron escapar a Argentina. Confío en Dios y en la justicia”, manifesto.

María Patricia dijo desconocer al sicario Esteban Barroso que presentó la Policía. Negó que lo hubiera contratado o que le hubiera entregado dinero. “Este señor tendrá que aclarar mirándome a los ojos si yo tuve algo que ver. Me presentaré, voy a defenderme, estoy aquí, no me fugué”, añadió.

Su madre la apoya
Su madre, Myrna Wieler Velarde, dijo sentirse afectada por las calumnias contra su hija, a quien califica de íntegra. “Lo que quieren es que salgamos del país para adueñarse de todas nuestras empresas”, indicó.
El abogado Adhemar Suárez afirmó que todo el caso se armó sobre bases irregulares, sin respetarse el debido proceso y que su defendida se presentará ante las autoridades