Esther Morales, hermana mayor de Evo, presidente de Bolivia, visitó la provincia Jujuy en Argentina, siendo calificada por "El Tribuno", medio de esa región, como "primera dama". Se reunió con varias autoridades, brindó su apoyo a Cristina Fernández y habló de proyectos.

La mujer arribó a esa región el pasado 14 de octubre y fue recibida por el gobernador Eduardo Fellner en la Casa de Gobierno, como parte de un encuentro pactado por la Fundación Juan Evo Morales Aima (JEMA), según diversas publicaciones.

Conoce más: Quintana cuestiona a la esposa del alcalde paceño

"Cuando tenía mis 15 años, mi papá era muy joven, ahora he perdido como 30 años a mi padre. He visto las casas de madera y quiero verlo así, quiero cocinar donde cocinaba (...) Voy a ir a ver, voy recoger mis huellas, quizá no vuelva más", señaló la hermana del mandatario. 

Recordó que cuando era joven vivieron en esa región argentina con su padre, Dionisio y Evo, que estudió en una escuela del sector. "Lo que estamos viviendo en Bolivia, la inclusión social, es también en Argentina porque el mismo proceso está llevando. Todos tenemos que apoyar", dijo. 

Lee también: ¿Eva Liz, sucesora de Evo? En el MAS no la descartan

Con el gobernador de Jujuy hablaron sobre el Centro Regional de Medicina Nuclear y Radioterapia, que prestará atención a población de Tucumán y Salta y que se pretende amplíe sus servicios a Potosí y Tarija.

Luego fue trasladada a la ciudad de Perico, donde la recibió el vicegobernador Guillermo Jenefes junto al intendente Rolando Ficoseco y el diputado Guillermo Snopek, además de varios migrantes nacionales.

Puedes ver: Hija de Evo habla sobre el Mar y el "caso Ayotzinapa"

Tuvo un encuentro con compatriotas e hizo entrega de la biografía de su hermano, ante la atenta mirada de la cónsul boliviana en Jujuy, Evelyn Agreda, el secretario de Gobierno Juan Cardozo, el presidente de la “Fundación Evo Morales” Santos Rodríguez.