Escucha esta nota aquí

La toma de rehenes en una sala de conciertos de París el viernes por la noche concluyó con la muerte de unas cien personas, informaron fuentes policiales.

Tres presuntos yihadistas fueron abatidos por las fuerzas de seguridad, que lanzaron el asalto contra la sala el Bataclan, situada en el centro de la capital francesa.

Situada en el bulevar Voltaire en el este de la capital francesa, cerca del canal San Martín y de uno de los lugares donde un policía había sido asesinado durante los atentados islamistas contra el semanario Charlie Hebdo en enero pasado, esta gran sala con balcón recibía la noche del viernes un concierto del grupo estadounidense de rock Eagles Of Death Metal.

Otras 43 víctimas fueron confirmadas en los otros ataques perpetrados durante la noche de este viernes en la capital francesa, por lo que el número de víctimas es de 143.

Siete ataques

Los ataques perpetrados este viernes por la noche en París se produjeron en siete lugares distintos, informó una fuente próxima a la investigación.

Un kamikaze perpetró un ataque en el Stade de France, al norte de la capital, mientras que en la sala de conciertos Le Bataclan, en el centro de París, se tomaron rehenes. El resto de ataques tuvieron lugar en cinco zonas del centro París, muy concurrido el viernes por la noche, y próximas a la plaza de República.