Escucha esta nota aquí

Carlos Herrera, embajador de Perú en La Haya, acudirá al inicio de los alegatos orales entre Chile y Bolivia sobre la competencia del Tribunal Internacional de Justicia de esa sede, el próximo lunes 4 de mayo, según la información publicada por el diario El Comercio, del vecino país. 

Según la publicación, el diplomático presenciará en el Palacio de la Paz (sede de la corte) los argumentos que ambos países expondrán. Además se indica que desde Lima viajará el director de asesoría sobre asuntos del mar de la cancillería, Guido Toro.

El reglamento de la CIJ permite a los estados que soliciten la documentación que se presente: “La corte podrá decidir en cualquier momento, después de informarse de la opinión de cada una de las partes, que se pongan ejemplares de los alegatos escritos y de los documentos anexos a los mismos a disposición de cualquier estado” señala.

Anteriormente y luego de que Bolivia presentara su demanda marítima contra Chile, el Perú solicitó en La Haya una copia de la memoria presentada por el demandante, a "título informativo", documento de 200 páginas.

La posición peruana frente al litigio entre Bolivia y Chile la fijó el presidente Ollanta Humala en noviembre del 2014. En esa ocasión dijo que el Perú es respetuoso de la demanda presentada por Bolivia, pero que se trata de un asunto “bilateral y no trilateral”.

El interés del Perú por estar informado del litigio partiría del hecho de que el Tratado de 1929 estipula que ante un eventual entendimiento entre Bolivia y Chile que implique una salida al mar por el territorio de Arica, el Perú tendría que ser consultado antes de formalizarse cualquier acuerdo.

La exembajadora de Perú en Bolivia, Silvia Alfaro, afirmó hace algunos meses que su país "no tiene ninguna llave" para la solución del problema marítimo boliviano. Sin embargo, varias autoridades de las dos naciones en disputa creen lo contrario.