Escucha esta nota aquí

Uno a uno se apilan los sacos de azúcar que forman unas grandes columnas blancas que parecen tocar el  cielo, pero el techo de los grandes depósitos lo impide. Estas columnas parecen infinitas, poco producto sale y en cada momento una nueva carga remplaza a la otra. Este es el panorama que se puede observar en los diferentes almacenes de las principales industrias azucareras del país, que no saben qué hacer con la sobreoferta del producto.

La zafra azucarera en Bolivia terminó y dejó un saldo de 12 millones de quintales del endulzante, de esta cantidad 8 millones van al mercado interno, otros 1,5 millones como reserva por si faltara el productos y el resto, cerca de 2,5 millones, está almacenado.

Lo ideal sería exportar la mercadería, pero desde hace más de cinco años eso es casi una utopía en el sector. Los trámites para solicitar el permiso para sacar el endulzante son casi tan infinitos como la azúcar almacenada, indican miembros de la industria. 

Los efectos ya se sienten en los bolsillos del sector. El precio del quintal cayó de Bs 200 a 160. 

Pero los productores no se quedan con los brazos cruzados;  ayer la Federación de Cañeros Unión Unagro se declaró en emergencia y amenazó con un ‘tractorazo’ como medida de protesta para exigir al Gobierno agilizar los permisos para vender el excedente.

Sector en emergencia
Renato Barja, presidente de la Unión de Cañeros Unagro, señaló que la zafra en su zona terminó en noviembre  y que el ingenio que lleva el mismo nombre de su  organización logró una producción de 3,7 millones quintales. Esto significó un aumento de producción del 42%, con relación a 2016. Las cifras son buenas, pero desde hace tres meses, tanto Unagro y sus productores esperan el aval para vender 30.000 toneladas del endulzante en el exterior.

“Este proceso dura mucho y el cliente solo espera tres días”, dijo.

El dirigente señaló que hace 20 días se presentó una carta al Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras exponiendo este problema, pero a la  fecha no hay una respuesta desde ese despacho.

Fue directo y aseguró que si en los próximos días no hay solución los cañeros sacarán sus tractores a las calles para exigir la liberación plena de la exportación.

El productor Fanor Fernández, dijo que el Gobierno central sabe cuánto se  produce en la industria azucarera, pero por ‘negligencia’ no se emiten los permisos correspondientes.“Existen más de dos millones de quintales que debemos sacar”, afirmó. 

Cristóbal Roda, presidente de directorio del ingenio Aguaí, señaló que desde hace cinco años el país perdió el mercado de EEUU por la política de cupos. 

“Existen 2,5 millones de quintales inventariados, completamente notariados. Los cupos tienen que eliminarse, eso lo vamos a plantear al presidente”, dijo.

Siguiendo su análisis, Roda señaló que por las restricciones a escala internacional “somos conocidos  como informales”.
“Nos quitan imagen y poder de negociación. Pagamos multas en los puertos, es hora de que las autoridades eliminen los cupos. Al no poder exportar no podemos pagar la materia prima”, afirmó.

Detalló que Aguaí produjo este año 1,7 millones de quintales de azúcar y también de alcohol.

El presidente de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (Caneb), Wilfredo Rojo, señaló que las restricciones dañaron al sector cañero en los últimos años. Cuestionó la demora en la otorgación de las licencias que “en otros países no existen”. 

“El Gobierno conoce la cifra del stock de azúcar. No otorgar los permisos a tiempo es un crimen para la industria azucarera”, dijo.

Otro producto afectado es el alcohol, que tiene demanda en la Comunidad Europea.

El gerente general del ingenio azucarero Guabirá, Rudiger Trepp, señaló que desde hace 21 días esta industria solicitó el permiso para exportar 10.000 toneladas, pero, a la fecha no hay una respuesta del Gobierno. “Tenemos que sacar esta producción cuanto antes”, manifestó preocupado.

Desde el ingenio Unagro indicaron que apoyan a sus agricultores, y que en esta zafra cumplieron con su trabajo y esperan que el Gobierno cumpla el suyo facilitando la exportación.

Se llamó al equipo de comunicación del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras para hablar de este tema, pero no contestaron. En octubre Eugenio Rojas, ministro de Desarrollo Productivo y Economía, dijo que evaluarían hasta fin de mes si autorizaban la exportación de azúcar.

 

Tags