El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Paul Castellano, informó el jueves que determinaron levantar la cuarentena sanitaria en el hospital municipal de Yacuiba, Tarija.

"El hospital ha vuelto a atender normalmente a la población y volvió la tranquilidad", dijo.

Ese hecho obligó a la ministra de Salud, Ariana Campero, a trasladarse hasta esa población del sur del país para evaluar la situación epidemiológica.

"La preocupación era de que podía haber sido un brote de una enfermedad infectocontagiosa, pero se ha descartado. Hay la alta probabilidad de que sean casos aislados, lo que nos van a confirmar los resultados de las muestras que hemos enviado a laboratorios", indicó el responsable del SEDES.

La autoridad sanitaria dijo que están solicitando al Instituto de Laboratorios celeridad para que proporcione el diagnóstico etiológico y así identificar el tipo de enfermedad.

Por ahora el Sedes ha desplazado personal médico a la comunidad, de donde son oriundos las dos menores y el hombre, con el propósito de implementar un escudo epidemiológico para evitar el contagio y su propagación en ese poblado, además en el hospital Rubén Zelaya.

El director del hospital San Juan de Dios, Roberto Márquez, confirmó que el paciente llegó el pasado miércoles al promediar las 11 de la mañana desde Yacuiba y de inmediato fue aislado en una sala fuera de la infraestructura principal del nosocomio, con todas las medidas epidemiológicas, en el área de infectología.

Márquez indicó que al hombre de 35 a 40 años de edad, se le tomaron muestras para investigar el tipo de brote epidemiológico que se habría generado en su comunidad.

De la emergencia sanitaria, movilizó a la ministra de Salud, Ariana Campero, que viajó también a la ciudad fronteriza de Yacuiba para constatar las acciones de emergencia que se implementaron para evitar el contagio tras los dos decesos de los menores, entre 14 y 15 años de edad, provenientes de las comunidades de Caiza y Chirimoyal.