Escucha esta nota aquí

Un contingente de 17 policías peruanos inutilizó en la selva de Perú una avioneta boliviana que pretendía introducir en Santa Cruz 288 kilos de cocaína producida en el norte de ese país. Los efectivos rescataron información secreta e incineraron la droga que se encontraba en el interior de la nave. En La Paz, las autoridades solicitarán información a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) para determinar si cruzó información con sus pares peruanos.

El coronel de la Policía de Perú Jesús Torres Chang, de la División de Operaciones Especiales Antidrogas (Divoead), aseguró que recibió “información confidencial” y, después de una planificación, se ejecutó el operativo. Según él, fue derribada la avioneta, con matrícula boliviana CP 2927, mientras despegaba de una pista clandestina. No hay detenidos y se estima que el piloto huyó del lugar.

Zona de cocaína
Con la avioneta en tierra, los 17 efectivos llegaron al lugar donde cayó la nave y recogieron “información clasificada”, además de los 288,8 kilos de cocaína, que tenían como destino Santa Cruz para que pase por un laboratorio de cristalización. El operativo se realizó en la provincia Satipo, en el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (conocido como Vraem), donde se encuentra la mayor cantidad de productores de cocaína de Perú.

La droga estaba envuelta en bolsas negras. Además, se decomisaron armas de fuego y equipos de comunicación. La avioneta, según fotos publicadas por la Policía peruana, quedó a un lado de la pista en medio de matorrales. Es color blanca, con franjas azules y tiene la bandera boliviana en la cola.

Antecedentes
La pasada gestión, la Felcn secuestró 29 avionetas que operaban en el circuito de drogas entre Perú y Brasil, y que recorre el norte de Bolivia.
De acuerdo con informes oficiales, el 98% de la cocaína producida en el norte peruano sale de esa nación por una ruta aérea rumbo a Brasil y Bolivia. En nuestro país, las narcoavionetas recorren el norte de La Paz y parte del suelo beniano. Además, en territorio boliviano los narcos instalaron estancias donde se purifica la droga. Luego, la sustancia controlada sale a Brasil, vía Santa Cruz.

En la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) se limitaron a indicar de que el derribo se produjo en Perú, por lo que el operativo no contó con presencia boliviana.

Mientras, en el Viceministerio de Defensa Social anunciaron que pedirán informes a la Felcn para establecer si el operativo contó con información de la Policía boliviana.

En el Vraem peruano se investiga a empresas que construyen las pistas clandestinas con ayuda de los lugareños. Se tiene previsto dinamitar la pista donde fue hallada la narcoavioneta boliviana, informó la agencia Andina de Noticias.

Por su lado el director del Celin, Franklin Alcaraz, dijo que parte del problema se debe a que el control de sustancias controladas en la frontera con Perú es frágil por la carencia, fundamentalmente, técnica que tenemos, y que mientras no se cubra esa carencia técnica será muy difícil controlar esa frontera, al igual que la de Brasil, que es muy extensa.

En su criterio, hace falta una política verdadera de lucha contra el narcotráfico de parte de los dos países