Luchar contra las grandes redes de drogas y no contra los eslabones más débiles del narcotráfico, ese el pedido que hace la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a Bolivia, en el "Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas".

"Orientar mas bien los esfuerzos de la nueva ley de sustancias controladas contra las grandes redes del tráfico de droga, que contra los eslabones más débiles de la cadena del narcotráfico, como los consumidores, los pequeños agricultores, los distribuidores menores, y las "mulas" y "tragones" que llenan las cárceles", indica el organismo.

El pronunciamiento de la Oficina de las Naciones Unidas Contra las Drogas y el Delito (Onudc, por sus siglas en inglés), "sugiere prescindir de la detención preventiva en el caso de los delitos menores y no violentos relacionados con drogas". 

Además se plantea buscar un "enfoque centrado en la salud en relación a los usuarios de drogas ilícitas y los drogodependientes; la adopción de sanciones proporcionadas a los delitos; y la aplicación de medidas sustitutivas de la condena o la pena a los delitos menores".

Los datos del informe 

El Informe Mundial sobre las Drogas 2015 estima que un total de 246 millones de personas –equivalente aproximado a la población conjunta de Argentina y Brasil, o bien un poco más del 5% de la población mundial entre 15 y 64 años– consumieron drogas ilícita en 2013.

En esa misma gestión se registraron cerca de 200.000 muertes relacionadas a la droga y con 1,65 millones de infectados con el VIH, por el uso de jeringas contaminadas con el mal para el suministro de sustancias ilícitas.

Más de uno de cada 10 consumidores de drogas es un consumidor problemático. Es decir, unos 27 millones de personas –cifra equivalente a casi la totalidad de la población de Venezuela– son consumidores problemáticos de drogas.

Producción de coca

En 2013, no solo siguió disminuyendo el cultivo de arbusto de coca (con lo que alcanzó su nivel más bajo desde 1990, cuando empezó a disponerse de estimaciones), sino que la prevalencia anual del consumo de cocaína (0,4%) también siguió reduciéndose en Europa occidental y central y en América del Norte.

En América del Sur, las tasas de consumo de cocaína más altas se encuentran en Brasil (0,5%), Chile (0,29%) y Argentina (0,19%).

Los principales países productores de coca siguen siendo Perú y Colombia, seguido por Bolivia.

El informe destaca que la reducción en el cultivo de arbusto de coca a nivel mundial en 2013 se debe principalmente a una reducción de 18% (de 60,400 ha en 2012 a 49.800 ha) en Perú y de 9% en el Estado Plurinacional de Bolivia (de 25.300 ha a 23.000 ha).

El cultivo de arbusto de coca en Colombia se mantuvo estable en 2013, manteniendo niveles históricamente bajos. El potencial de producción de cocaína pura en Colombia se estimó a 290 toneladas, el nivel más bajo desde 1996.

Acá encontrará el informe completo.