Escucha esta nota aquí

Tras la promulgación del Código del Sistema Penal, sin modificación del art. 205,  los médicos, reunidos en un ampliado de emergencia, determinaron continuar con el paro indefinido que se cumple desde hace 25 días y radicalizar las medidas de presión, con la masificación de la huelga de hambre, el bloqueo de carreteras y la renuncia colectiva de especialistas.


Por su parte, el Gobierno intenta mitigar el impacto del paro  con ferias de salud. Ayer se instalaron puestos fijos de atención médica en La Paz y  se anuncia que el servicio se ampliará a los otros departamentos del país.


El Código de Sistema Penal, incluido el artículo 205, fue promulgado este viernes por el vicepresidente Álvaro García, pese al rechazo de los galenos, que observan dicho artículo porque penaliza la práctica profesional. El sector también rechaza el Decreto Supremo 3385, que crea la Autoridad de Fiscalización y Control.


Ante este hecho, el consejo nacional de médicos se reunió de emergencia ayer en Santa Cruz y, luego de tres horas de análisis, el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Aníbal Cruz, anunció que se decidió mantener el paro indefinido, acompañado de otras medidas de presión que se cumplirán a partir de este lunes.


“Se ha ratificado la huelga indefinida del cuerpo médico para tener un antecedente de que la promulgación de este nuevo código representa un atentado a nuestros derechos”, dijo Cruz.
En el encuentro, realizado desde las 9:00 en la sede del Colegio Médico Departamental, también se decidió masificar la huelga de hambre, con la instalación nuevos piquetes en distintas regiones. Asimismo, el sector dio hasta este lunes para que “el Gobierno muestre una actitud positiva” para atender sus demandas. Caso contrario, se anuncia la renuncia colectiva de los especialistas en todo el país.  


En La Paz y Cochabamba ya se han instalado piquetes de huelga de hambre y el presidente del Colegio Médico Departamental, Henry Montero, anunció que Santa Cruz asumirá la misma medida este lunes. Ayer, los galenos de La Paz también salieron a marchar y bloquear las vías adyacentes al Hospital de Clínicas.


El encuentro también optó por tramitar una audiencia con el presidente del Estado, Evo Morales, para explicar la situación del sector y hacer conocer sus demandas y su preocupación con respecto a las normas observadas. “Se ha determinado pedir una audiencia directa con el primer mandatario para explicarle, para que él conozca (la situación) porque no conoce el sistema de salud y es informado por un mal asesoramiento, y no está viendo la verdadera realidad de la salud en la que somos partícipes los médicos, en las condiciones que trabajamos. Falta infraestructura, falta equipamiento y al mismo tiempo falta personal”, expresó Cruz.


Ferias de salud
Por otro lado, el Ministerio de Salud promovió ayer ferias de salud en La Paz y la mayoría de las atenciones fueron por infecciones respiratorias. Pocos casos se registraron para atención de especialidades, a pesar de que el Ministerio de Salud puso a disposición especialistas. La estrategia es aliviar los efectos del paro médico.


El coordinador del Programa de Salud Familiar Comunitaria e Intercultural (Safci), Franz Trujillo, explicó que la intención de esta estrategia es aliviar afecciones comunes de la población, como resfríos, diarreas, dolores musculares y problemas gastrointestinales, entre otros. En caso de que un ciudadano requiera atención especializada será trasladado a hospitales públicos en ambulancias del Ministerio de Salud, dijo Trujillo. 


“Están participando 100 médicos generales y 40 médicos especialistas. Las especialidades son Fisiatría, Gastroenterología, Cardiología, Imagenología, Urología, Nefrología, Dermatología, Endocrinología, Hematología, Oftalmología, Ortopedia y Traumatología, Angiología, Cirugía, Reumatología y Piscología”, detalló Trujillo. 


En La Paz, el Ministerio de Salud instaló estas unidades móviles de atención en las estaciones del teleférico. En total, según la entidad pública, atendieron 11 puntos entre la ciudad de La Paz y El Alto. La mayoría de la población llegó a estos centros debido a que no pueden ser atendidos en hospitales y clínicas, ya que la dirigencia médica estableció parar actividades en protesta por la aprobación del nuevo Código del Sistema Penal. 


María Villarroel tiene 76 años. Llegó a la brigada móvil de la estación roja del teleférico. Ella está buscando atención médica desde hace cuatro días debido a que sufre problemas gastrointestinales, que desde el viernes se complicaron por un resfrío. Su atención no fue inmediata debido a la larga fila, y recibió las instrucciones del médico de turno. Le recetó una lista de medicinas y se fue. María destacó la amabilidad, pero pidió que estas ferias no solo se ejecuten en tiempo de conflictos.