Los gobernantes de América Latina se reunirán el miércoles y jueves en Costa Rica con aires de victoria: el cambio de la política de Estados Unidos hacia Cuba tras una enemistad de medio siglo que irritaba a la región frente a Washington.

La Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) tiene como tema central la pobreza, pero el foco de atención es la esperada participación del presidente Raúl Castro en el que será el primer encuentro con sus colegas desde el histórico anuncio del 17 de diciembre del acercamiento entre Cuba y Estados Unidos.

"Ese deshielo elimina un factor irritante en la relación de Estados Unidos con América Latina. La acción será reconocida en la reunión de la Celac", señaló Michael Shifter, presidente del centro de estudios Diálogo Interamericano, con sede en Washington.

La cumbre, la tercera de este bloque que excluye a Estados Unidos y Canadá, se celebra una semana después de la reunión que sostuvieron en La Habana altos funcionarios cubanos y estadounidenses para avanzar hacia la normalización de relaciones, rotas desde 1961.

"No descartamos que el tema sea abordado en la intervención del presidente Raúl Castro, haciendo mención a los resultados de las discusiones en La Habana", adelantó el vicecanciller costarricense, Alejandro Solano.

Una voz contra el embargo
?

Desde su creación en diciembre de 2011 por impulso del fallecido líder venezolano Hugo Chávez, la Celac, surgida de un proceso de afirmación política regional frente a Washington, ha respaldado el llamado de Cuba para que Estados Unidos levante el embargo vigente desde 1962.

"El siguiente paso, lo que estamos esperando, es que termine el bloqueo contra Cuba, que afecta las relaciones entre Estados Unidos y Latinoamérica", afirmó en San José el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño.

Hace una semana, el presidente estadounidense, Barack Obama, pidió al Congreso asumir las primeras tareas para levantar el embargo. "Es hora de probar algo nuevo" en la relación con La Habana, afirmó.

Para Jason Marczak, subdirector del Latin America Center, del Atlantic Council, en Washington, esa petición es "un paso muy importante" y muestra que Estados Unidos intenta cambiar la dinámica de relaciones con América Latina que "siempre tuvieron un gran hueco: Cuba".

La Celac, que agrupa a 33 países con 600 millones de habitantes, ha estrechado relaciones con la Unión Europea (UE) y principalmente con China, que a inicios de enero anunció que invertirá 250.000 millones de dólares en 10 años en América Latina, donde le disputa influencia a Estados Unidos.