Plácido Arteaga, concejal de Primero el Beni (PB), no puede asumir como alcalde interino del municipio de San Joaquín debido a que el libro de actas en la que figuraba la sesión en la que fue electo por el Concejo Municipal fue secuestrada, supuestamente, por un concejal del Movimiento Al Socialismo (MAS), según denunció.

Winston Rodríguez, alcalde saliente de San Joaquín y candidato a la reelección por PB, explicó que el pasado lunes 29 de diciembre en una sesión pública, con presencia de unos 100 testigos, se eligió a Arteaga para reemplazarlo y que el problema surgió al momento de la entrega del despacho a su sucesor.

“Una vez concluida la sesión he dado entrega al despacho con la presencia de la presidenta del Concejo, Katiuska Figueroa y, mientras estábamos en el acto, el concejal Juan Ramón Chipana, que es el secretario del Concejo se salió de la Alcaldía con los libros de actas secuestrándolas y ese es el problema”, relató Rodríguez a EL DEBER.

Al no encontrarse las actas con las firmas de los cinco concejales, la elección de Plácido Arteaga no es legal y, por lo tanto, no hay alcalde en San Joaquín, lo que ha provocado que se paralice la gestión municipal y el desembolso de recursos.

Arteaga ya presentó denuncia formal ante la Fiscalía contra el concejal Chipana que, presuntamente, se niega a entregar los libros y quien asegura que la sesión de elección del alcalde interino fue ilegal.

Los funcionarios de la Alcaldía de San Joaquín se declararon en estado de emergencia porque la suspensión de la asunción del nuevo alcalde perjudica incluso el pago de salarios.

El Concejo de San Joaquín está compuesto por cinco concejales, dos de Primero el Beni, dos del Movimiento Al Socialismo y uno del Movimiento Nacionalista Revolucionario, pero uno de los dos concejales masistas decidió alejarse de su partido y apoyó la gestión del alcalde Winston Rodríguez.