Escucha esta nota aquí

Un grupo de cuatro médicos dio a conocer que desde mañana 125 galenos, de diferentes especialidades, dejarán de prestar servicios para Bisa Seguros. En dicha compañía indicaron que estos profesionales pasaron del sistema cerrado al abierto.

Esto quiere decir que el usuario tendrá que pagar directamente al médico por el servicio prestado, quien, a su vez, deberá extender una factura a nombre de Bisa Seguros para que el beneficiario pueda pedir el reembolso. “Teóricamente le devolverán el 80% del total”, explicó José Luis Justiniano, uno de los portavoces del grupo de los 125 médicos que se alejarán de la aseguradora.

De acuerdo con la información proporcionada por cuatro galenos, la entidad tomó la medida luego de generarse un conflicto que se inició hace aproximadamente unos seis meses, cuando los médicos empezaron a reclamar la revisión de sus aranceles, ya que la entidad solo les paga el 70% de lo fijado en el Arancel de honorarios médicos del Colegio Médico de 2008.

Pero la preocupación de los profesionales también pasa porque desde junio de 2014, los usuarios empezaron a pagar el 30% de los gastos de atención y una serie de insumos que el seguro ya no les cubría. Estas restricciones se incrementaron el año pasado. “Esto incide claramente en la calidad del servicio que se brinda”, apuntó Mario Camargo, de Nuero Center.

Ante esta información que Bisa dio a conocer a través de comunicados en el periódico y en las redes sociales, algunos usuarios empezaron a cuestionar el servicio, ya que dicen no saber qué pasará con la atención médica que recibían de esos médicos que ya no están o en el caso de no tener dinero para cancelar, qué harán.

El comunicado de Bisa Seguros indica que cualquier duda pueden llamar al call center o visitar la oficina que estará en la avenida Irala