Escucha esta nota aquí

La intensa lluvia que empezó a caer el domingo en la noche ha provocado crecidas extraordinarias en tres de los cinco afluentes que recorren el departamento de Santa Cruz. Las autoridades recomiendan a la población no arriesgar la vida intentando atravesar los cauces.

Luis Aguilera, director del Servicio de Encauzamiento y Regularización de Aguas del Río Piraí (Searpi), en contacto con EL DEBER Radio, señaló que el río Ichilo alcanzó los 13 metros de altura, el Yapacaní los 5 metros y el Piraí, los 6,61 metros.,

El río Piraí, en Bermejo, registró una de las crecidas de mayor altura, superó los 13 metros. Fuente: Searpi

El río Piraí, en Bermejo, registró una de las crecidas de mayor nivel, superó los 4,6 metros. Fuente: Searpi

,


En este último afluente quedaron atrapadas, el martes por la tarde, una veintena de personas que anoche fueron auxiliadas por rescatistas del SAR-FAB,  Funsar y de la Unidad Municipal de Emergencia (UME). Para evitar tragedias se recomienda la población alejarse de las riberas de los ríos y evitar cruzarlos.

Los otros dos cauces, Río Grande y Parapetí, que bañan parte de la cordillera y el chaco cruceño, han presentado crecidas de entre 1 y 4 metros de altura. Sin embargo, el Piraí, Ichilo y Yapacaní, que nacen en los valles cruceños y pasan por el norte cruceño, son los que han aislado a varias comunidades, dijo Aguilera sin especificar cuáles.

Las lluvias, agregó, continuarán por el resto de la semana. Precisó que Searpi mantiene bajo observación los defensivos del Piraí en las zonas del Urubó, Warnes, Juan Latino (Montero), San Pedro y Chané.