Escucha esta nota aquí

Los alrededores de la plaza Murillo amaneció custodiado por la Policía para impedir el ingreso de la caravana de las personas con discapacidad que tiene previsto llegar hoy a la sede de Gobierno, para exigir el pago de un bono de Bs 500 mensual.

Centenares de policías están apostados en las calles de acceso a la plaza Murillo, mientras que en los alrededores del Palacio Quemado permanecen estacionados un camión de bomberos, dos vehículos neptunos y una camioneta policial, constató EL DEBER.

El ministro de Autonomías, Hugo Siles, aseguró que no habrá represión en contra de las personas con discapacidad que iniciaron su marcha desde Cochabamba (el 21 de marzo) para reclamar el bono.

El Gobierno insiste en que no existen las condiciones económicas para atender la demanda del sector.