Escucha esta nota aquí

Los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Chile, Michelle Bachelet, se reunieron este jueves en Costa Rica, en el marco de la tercera cumbre de mandatarios de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). 

Los mandatarios intercambiaron palabras por cerca de 15 minutos y no abordaron el tema marítimo, según informó el canciller de Chile, Heraldo Muñoz. Se planteó reponer la agenda bilateral con 12 de los 13 puntos, inicialmente acordados. 

"Se trató de una reunión para conversar sobre la reposición de los 12 temas de la agenda de 13 puntos. Somos países vecinos, tenemos algunos intereses comunes en materia de integración económica, de turismo, de cultura, y por lo tanto conversaron sobre la conveniencia de ir reponiendo los mecanismos para justamente conversar sobre los temas de interés común", afirmó el ministro de Relaciones Exteriores del vecino país. 

El canciller chileno explicó que el tema marítimo se encuentra en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya y que eso no debe impedir que ambos países mantengan una relación sobre temas de interés común.

Sin embargo, el Canciller boliviano, David Choquehuanca, aseveró que la conversación abrió la posibilidad de retomar los 13 puntos de la agenda bilateral, sin exclusiones. Se mostró extrañado por las declaraciones de su par chileno. 

""Han hablado la posibilidad de retomar la agenda de los 13 puntos, sin exclusiones (...) El Canciller de Chile va a contrasentido. Parece que no existe una buena comunicación con su Presidenta", afirmó el Canciller en declaraciones a la estatal ABI.

A su vez, el presidente Morales sostuvo que la visita del papa Francisco a Bolivia, fijada para mediados de 2015, tiene por objeto "hacer presencia para profundizar la fe religiosa", descartando que se busque su intermediación en la causa marítima.

"El papa llega a Bolivia con fines pastorales y si Chile tiene temor, es su problema (...) Si el papa viene es para hacer presencia, profundizar la fe católica, para esos hemos invitado, con fines netamente pastorales", dijo Evo.

Los 13 puntos: 

1. Desarrollo de la confianza mutua: Se contempló realizar una serie de encuentros para afianzar la relación entre ambos países.

2. Integración fronteriza: Se pretendió ampliar los controles integrados en la frontera compartida para reponer algunos hitos.

3. Libre tránsito: Incluía gratuidad en almacenamiento de carga boliviana en puerto de Iquique y un sitios extraportuario para almacenamiento.

4. Integración física: Incluye rutas de carreteras que conectan a ambos países, así como la habilitación del ferrocarril Arica-La Paz.

5. Complementación económica: Desarrollo de un plan estratégico para la lucha al contrabando, el comercio y el turismo.

6.  Tema marítimo: La agenda mencionaba la necesidad de mantener el diálogo bilateral desde una perspectiva constructiva. A juicio de Chile este tema está fuera del debate, ya que se encuentra radicado en La Haya.

7. Silala y recursos hídricos: Bolivia desea resolver la soberanía sobre las aguas del manantial que comienza en la zona sur de ese país y desemboca en Chile.

8. Instrumentos de lucha contra la pobreza: Se pacto la cooperación en materia de salud.

9. Seguridad y defensa: Este punto incluye el desminado de la frontera, la construcción de una metodología para gastos en defensa, un convenio de cooperación frente a desastres naturales y un convenio de cooperación policial.

10. Cooperación para el control de tráfico ilícito: Se acordó la cooperación en la lucha contra el paso de drogas y productos químicos esenciales y precursores

11. Educación, ciencia y tecnología: Se planteó la transferencia de tecnología.

12. Culturas: Incluye un convenio de protección y restitución de bienes de patrimonio cultural y el compromiso para realizar estudios e investigación de patrimonio arqueológico e histórico.

13. Otros temas: Convenio para permitir la actividad remunerada de los cónyuges del personal consular, administrativo y técnico; un convenio en materia de seguridad social; colaboración de Chile para la implementación de procesos electorales bolivianos en el extranjero.