Escucha esta nota aquí

Desde el Tribunal de Justicia Deportiva (TJD) se informó de que la sanción en contra de Pablo de Miranda, defensor central de Blooming, ya salió pero aún no se notificó al club, por lo que el defensor es duda en la academia para el partido frente a Sport Boys, el jueves.

La fuente consultada indicó que este lunes se iba a notificar, ya que los clubes necesitaban estar enterados sobre las determinaciones para saber si sus entrenadores pueden contar con los jugadores suspendidos.

En la academia cruceña hay tranquilidad y confianza en el fallo, ya que la expulsión del central argentino fue por una falta simple, por lo que solo ameritaría un partido de suspensión, aunque prefieren esperar a que confirmen.

Por otro lado, el entrenador Jeaustin Campos ya podrá contar con la pareja de delanteros argentinos César Pereyra y Alejandro Quintana, que no estuvieron ante Real Potosí, por haber acumulado cinco cartulinas amarillas.

El equipo trabajó ayer en su sede campestre y luego se los liberó hasta el lunes, debido a que hoy son las elecciones judiciales.