Escucha esta nota aquí

Al menos 64 personas, entre ellas nueve niños, murieron y decenas seguían desaparecidas el lunes tras el incendio que arrasó un centro comercial en la ciudad rusa de Kemerovo, en Siberia occidental.

Los servicios de emergencia y los bomberos continuaban buscando víctimas entre los escombros del centro comercial de 1.500 m2, cuyo techo se derrumbó, indicaron los medios de comunicación rusos.

“Actualmente, se ha confirmado la muerte de 64 personas”, informó el Comité de Investigación en su canal Telegram.

Al menos nueve niños figuran entre las víctimas, según una portavoz local del ministerio de Situaciones de Urgencia, Borisa Dediujina, citada por la agencia de noticias Ria Novosti.

Las autoridades, que anunciaron tres días de duelo, afirmaron haber hallado “numerosas violaciones” de las normas de seguridad, entre ellas la ausencia de señalización en caso de incendio y las salidas de emergencia cerradas en el cine.