Escucha esta nota aquí

Dos aliados encontró en Uruguay el presidente Evo Morales para la causa marítima boliviana. Por un lado, el jefe de Estado uruguayo, José Mujica, afirmó que es “inevitable que Bolivia tenga su salida al mar”; por otro, el escritor Eduardo Galeano sugirió que el Libro del Mar, que reúne los argumentos de la demanda marítima boliviana contra Chile ante La Haya, debía denominarse ‘Libro del mar robado’.

Mujica expresó que es conocido que él ha deseado siempre que esta diferencia histórica entre Bolivia y Chile se pueda zanjar y que Bolivia tenga su salida al mar porque es una necesidad más allá de la historia, de los derechos, es casi un derecho natural.

La posición del mandatario uruguayo se produjo ayer en Montevideo, después de firmar una serie de acuerdos con el presidente Morales, entre los cuales se encuentra un memorándum por el que Bolivia recibirá facilidades y condiciones si se construye un puerto de aguas profundas en Rocha (este de Uruguay y cerca de la frontera con Brasil).

En una entrevista publicada por EL DEBER el 15 de diciembre del año pasado, José Mujica se declaró favorable a que Bolivia contara con un acceso soberano al océano Pacífico.

Galeano

Por su lado, el autor del libro Las venas abiertas de América Latina desayunó con Morales en su casa y dijo que “Bolivia es un ejemplo de dignidad para Latinoamérica” y destacó los cambios que vive el país, resultado del liderazgo del primer presidente indígena en la región, según un reporte de la radio Patria Nueva.

Galeano también destacó la apertura del Gobierno de su país para que Bolivia acceda a un puerto uruguayo en aguas profundas en el océano Atlántico