Escucha esta nota aquí

Autoridades de Vallegrande expresaron este miércoles su preocupación por la construcción de la represa del proyecto hidroeléctrico Rositas. A decir de Juan Quiroga, presidente del Comité Cívico Vallegrandino, este proyecto no toma en cuenta las graves afectaciones que provocará en la región.

“Consideramos que 25 comunidades van a tener que desaparecer en la zona, eso significa que 1.500 familias van a tener que buscar donde vivir, el daño ecológico sería tremendo por el espejo del agua, es una afectación tremenda”, denunció Quiroga.

Reunión el viernes en Ipita 

Casto Romero, alcalde de Vallegrande, adelantó que este viernes se reunirán con autoridades nacionales en la comunidad de Ipita, en donde exigirán que este proyecto sea sometido a una consulta previa por las comunidades que se verían afectadas.

“Las comunidades no tienen información, no saben que va a pasar con ellos, a donde se los van llevar, o si se los va a indemnizar, esas dudas deben ser despejadas este viernes en el cuarto encuentro que tendremos las autoridades nacionales”, precisó Romero.

Amenazas de bloqueos 

El dirigente cívico advirtió que las comunidades que se amenazadas realizarán un bloqueo en la ruta Santa Cruz-Camiri, incluso no descartan una resistencia a los trabajos en la zona.

El proyecto hidroeléctrico Rositas demandará una inversión de 1.000 millones de dólares y prevé generar 400 megavatios de electricidad.