Opinión

... Cara a cara

El Deber Hace 3/2/2018 8:00:00 AM

Escucha esta nota aquí

No quedó libre, pero al menos podrá defenderse ya no desde una penitenciaría. Zvonko Matkovic Ribera acaba de conseguir la detención domiciliaria después de intentarlo en innumerables ocasiones durante los casi ocho años que está cautivo por el caso Rózsa. El joven dirigente cívico ha vivido un calvario y su caso es la más clara representación del grave problema de retardación de justicia en Bolivia. Al parecer esta vez algunos jueces se apiadaron de su situación de salud y fallaron a favor de que retorne a su casa mientras lo procesan. No es una concesión, sino un derecho de alguien que ha mostrado valor y firmeza en condiciones extremas. En similar situación que él hay otras personas que no tienen la certeza de que serán enjuiciadas por tribunales eficientes e independientes. 
 
El Gobierno dispuso el cierre de la Empresa Correos de Bolivia. El colapso de esta institución estatal se veía venir desde hace años, por la crisis derivada de una mala gestión y por el propio modelo de negocios que quedó obsoleto debido al impacto mismo de la tecnología. Muchos de sus trabajadores estaban impagos, según se ha conocido, y ahora recibirán sus liquidaciones. La llamada Agencia de Correos se hará cargo de los servicios postales desde este momento. Esperamos que no sea solo un cambio de nombre, sino que haya una transformación estructural de la empresa. 
 
Las denuncias de presunta extorsión a acusados por el millonario robo al Banco Unión ha derivado en la suspensión del fiscal. El Ministerio Público pretende así devolverle la credibilidad a una investigación fundamental que requiere de una sentencia ejemplarizadora.