Federico Arroyo, de 39 años, golpeó a su esposa y prendió fuego a la vivienca familiar luego de asistir a una fiesta en la que su pareja le pidió que no beba más. El drama se produjo este domingo en la zona de Los Lotes.

Efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) detuvieron al agresor y lo trasladaron hasta la comisaría local. El fiscal que investiga el caso pide detención preventiva en Palmasola.

El agresor será procesado por los delitos de violencia familiar e incendio y puede ser sentenciado hasta a 6 años de cárcel.

“Siento impotencia como mujer. Quiero justicia. He vivido 20 años con él y no comprendo cómo ahora me quita todo”, dijo la mujer agredida.