Escucha esta nota aquí

Rosa tiene 19 años y hace cuatro vende lo que la época y el estado del tiempo le permiten. Su puesto de venta está en la intersección del segundo anillo con las avenidas Virgen de Cotoca y Melchor Pinto, allí donde la madrugada del miércoles Ian Christian Bruckner Memm se pasó el semáforo en rojo y terminó protagonizando un accidente que acabó con su vida y dejó malherido al amigo que lo acompañaba.

El hombre estaba bajo influencia alcohólica, no portaba licencia de conducir y tampoco respetó las señales del semáforo. La mezcla de estos factores terminó con su vida, en un punto donde se cometen infracciones. En apenas 15 minutos, EL DEBER contó 27 infracciones de tránsito cometidas por conductores, pues unos giraron en U, otros se pasaron en semáforo rojo o invadieron carril.

“Por semana veo hasta cinco choques”, comentó la joven vendedora y contó que hace un par de meses su amiga, que vende bebidas en el mismo lugar, fue víctima de un mal conductor que la arrolló cuando se pasó el semáforo en rojo.

Malos peatones
En la rotonda del monumento a Cañoto y en el cruce de la avenida Cumabi y cuarto anillo tampoco se respetan las señales viales. No obstante, los conductores no son los únicos que infringen las normas, los peatones también lo hacen. Por ejemplo, en la zona de la terminal Bimodal mucha gente cruza la avenida sin respetar el semáforo, por lo que los ‘frenazos’ de los vehículos son constantes y, de tanto en tanto, se escuchan gritos e insultos de los choferes.

En este punto, de intenso movimiento, los peatones se arriesgan de forma constante a ser atropellados.
Lo mismo pasa en otras vías, donde el paso de cebra es solo una línea blanca pintada sobre calles y avenidas caóticas