Escucha esta nota aquí

Llega para ser el nuevo ‘10’. El argentino Paulo Rosales se convertirá en nuevo refuerzo de Oriente Petrolero después de la confirmación por parte de la dirigencia del club verdolaga. El volante, de 33 años, viene de jugar en Unión La Calera de Chile y llegará al país en las próximas horas para firmar su contrato y ponerse a órdenes del entrenador Néstor Clausen.

Formado en las inferiores de Newell's Old Boys, el mediocampista llega en reemplazo de Damián Lizio, que terminó su contrato con Oriente y que es casi un hecho que no entrará en los planes de renovación. Rosales militó en Unión de Santa Fe, Talleres, Independiente e Instituto de Córdoba en Argentina, además, tuvo un paso por Grecia, Brasil y Chile.

También puedes leer: Paredes: “Espero estar a la altura de Oriente”

Mide 1,68 m y sus características de juego son las de un enganche clásico. Rosales es la segunda contratación extranjera para 2018, pues el paraguayo Jorge Paredes fue el primero para reforzar la defensa. Los refineros comenzarán este miércoles con el trabajo de pretemporada con miras al torneo Apertura y Copa Libertadores.

Con Rosales y Paredes, son cinco los extranjeros actualmente en el plantel (Román, Freitas y Meza). David Andersen, que en este semestre llegó al club, se encuentra en Argentina y todo apunta que no seguirá en la institución.