Escucha esta nota aquí

Con un estampado de fantasía sobre franjas verticales azules y grises, la camisa que lucía el narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán en su encuentro con Sean Penn está causando furor para regocijo de la tienda que la vende, Barabas, ubicada en Los Ángeles, Estados Unidos.

La tienda de moda masculina, que comercializa la prenda por internet, promociona la camisa en la portada de su sitio web bajo el título de "La más buscada", acompañado de la fotografía que atestiguó la entrevista entre el actor y el capo para la revista Rolling Stone y en la que aparecen ambos dándose la mano.

Se trata de la prenda modelo "Fantasy", una camisa de algodón de manga larga que tiene un precio de 128 dólares y que está disponible en todas las tallas.

El modelo "Crazy Paisley" (cachemira loca, en inglés), que también se encuentra "en stock" por el momento, tiene el mismo precio que la anterior, de 128 dólares, aunque los usuarios pueden ahorrarse 20 dólares si optan por el mismo estampado pero en un color diferente al que vestía el capo.

Barabas ha aprovechado el tirón de las camisas para promocionar su sitio en las redes sociales e incluso invita a sus seguidores a participar en un concurso para ganar una "camisa Chapo", dándole a "me gusta" en su página y compartiendo una fotografía.

Desde el domingo, el sitio web de la tienda ha estado tan saturado que su servidor cayó, por lo que estuvo unas horas sin funcionar de manera normal.

El look de "El Chapo"

El registro realizado el viernes en una vivienda de la localidad de Los Mochis, en el estado noroccidental de Sinaloa, donde se inició el operativo de recaptura de "El Chapo" dejó constancia del cuidado que Guzmán ponía en su físico.

En la habitación en la que dormía fueron encontradas bolsas de ropa de marca, además de varias cajas de tinte, tanto facial como para el cabello.

Sin duda, la figura del líder del Cártel de Sinaloa vende. Ya se demostró cuando, tras su fuga del penal del Altiplano el pasado julio, proliferaran las camisetas con la imagen del capo, con lemas como "God save al Chapo" ("Dios salve al Chapo") o "Who"s the king?" ("¿Quién es el rey?").

Además de que su imagen fue uno de los disfraces más usados en Estados Unidos y México con motivo del último Halloween, con caretas de su rostro incluidas, en tierras mexicanas se vendieron con bastante éxito piñatas inspiradas en el capo de las drogas para las fiestas infantiles.