Escucha esta nota aquí

El excomandante de la Policía boliviana, Luis Cerruto, fue aprehendido en la víspera por un proceso de investigación referido al delito de daño económico al Estado, por cinco millones de bolivianos en contratos sobre víveres.  

"Se investiga a autoridades policiales y a una empresa de provisión de alimentos. Se ha establecido la existencia de un hecho delictivo por la contratación de productos alimenticios con sobreprecio", afirmó el Fiscal de Distrito de La Paz, Marcelo Rollano.

Los datos indican que el exjefe del verde olivo validó la adquisición de aproximadamente 83.000 quintales de harina. Pasó la noche en celdas de las Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) y existen otros uniformados involucrados en el caso. 

Según el Ministerio Público, ya se imputó a otras cinco personas y ayer se emitió la orden de aprehensión contra Cerruto, siendo cumplida en horas de la noche. Se espera que en las próximas horas se tomen las declaraciones informativas sobre el hecho.

La exsubcomandante de esa institución, Rosario Chávez, denunció hace un par de meses que en la institución policial existe nepotismo, abuso de autoridad, tráfico de influencias, compra ilegal de víveres de dotación al interior del Comando General, violencia de género y corrupción.

Cerruto fue posesionado como Comandante el 19 de diciembre de 2014 en reemplazo de Walter Villarpando y su mandato duró casi seis meses, hasta que fue destituido a raíz de la fuga de Martín Belaunde. Su lugar lo ocupa Edgar Ramiro Téllez.