Escucha esta nota aquí

El pasado sábado, durante la final del certamen Miss Santa Cruz 2018, la ausencia de la reina departamental de belleza saliente, Yasmín Pinto, no pasó desapercibida, ya que Verónica Larrieu, jurado de la gala debió reemplazarla y entregar la corona a la nueva representante cruceña, Joyce Prado. 

Desde Promociones Gloria, organizadora del certamen, explicaron que la Miss Santa Cruz y Miss Bolivia Mundo 2017 incumplió algunas obligaciones, por lo que no merecía entregar la corona esa noche.

A cuatro días de la elección, Yasmín, habló con SOCIALES y contó que no pudo asistir a algunas actividades durante su reinado por falta de tiempo, pues estudia dos carreras universitarias: Administración de empresas y Gastronomía. 

"Ya había pedido permiso en la universidad para las filmaciones del Miss Santa Cruz, y en la universidad solo me permiten faltarme tres veces, no asistí a dos eventos por exámenes y ellos (Promociones Gloria) se molestaron bastante", explicó.

"Fue muy doloroso no entregar la corona, no estar ahí y que todo mundo se ponga a hablar sin saber los motivos de mi ausencia. Pero me sirvió como castigo. Me quedé con el vestido listo", señaló.

Luego de este incidente, Yasmín y representantes de la casa de la belleza tuvieron una reunión para limar asperezas. Acordó tomar sus previsiones para el miss Bolivia, a realizarse en junio. "Organizaré mis materias y la universidad de tal forma que pueda estar a disposición de Promociones Gloria y así llegar a entregar la corona de Miss Bolivia Mundo", finalizó.