Escucha esta nota aquí

La Policía brasileña se incautó de cerca de 1,5 toneladas de cocaína en una operación en el estado de Mato Grosso do Sul, fronterizo con Paraguay y Bolivia, que representa el mayor decomiso del alcaloide en la última década en Brasil, informaron este viernes fuentes oficiales.

La droga fue localizada en la carrocería de un camión que estaba estacionado en un depósito clandestino en Corumbá, municipio de Mato Grosso do Sul en la frontera con Bolivia, informó la Policía Federal en un comunicado.

En la operación, realizada en la tarde del miércoles, fueron detenidas en flagrante tres personas que estaban en el depósito y a las que la Policía Federal recluyó en sus celdas en Corumbá.

Los agentes responsables por la operación allanaron el depósito en el momento en que la droga era cargada en el camión y tras recibir informaciones de un taxista que al parecer integraba la banda de narcotraficantes propietaria de la droga.

Según versiones de prensa, el depósito allanado pertenece a un ciudadano boliviano que fue detenido en la operación.

La droga, al parecer, sería cubierta con una carga de hierro en el camión para despistar a la Policía y facilitar su transporte hasta el puerto de Santos, la mayor terminal marítima de Brasil y principal puerta de salida de las exportaciones brasileñas.