Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

La madre de siete de los ocho niños hallados muertos en su vivienda de la localidad australiana de Cairns, fue detenida por la Policía como sospechosa del asesinato de sus hijos y una sobrina.

El inspector detective de Policía, Bruno Asnicar, explicó que la mujer, que se encontraba hospitalizada con heridas de arma blanca, estaba lúcida y hablaba con la Policía local.

La detenida tiene 37 años y se encontraba inconsciente al lado de los niños, porque intentó suicidarse, de modo que fue traslada a un hospital, según informó la cadena australiana ABC.

Los equipos forenses continúan trabajando en la vivienda y en las próximas horas se realizará la autopsia a los niños.

Asnicar indicó que es demasiado pronto para afirmar cómo murieron los menores, aunque según los primeros informes fueron asesinados con un cuchillo y encontrados con heridas en el pecho y cuello en la calle Murray, en el barrio de Manoora.

El detective informó también que la Policía acordonó la zona y registró la casa familiar durante la noche, determinando que los niños murieron en el interior de la vivienda pero que fueron llevados hasta afuera.