Escucha esta nota aquí

En 2016, una aplicación de realidad aumentada basada en los Pókemon irrumpió con fuerza en la escena de los juegos para celulares. Desde un principio, la idea de capturar a las famosas criaturas digitales de Nintendo escondidas en el mundo real y luchar contra ellas, maravilló al mundo. Hoy, en franco descenso de usuarios, una iniciativa educativa-religiosa rescató su mecánica de juego, y hasta recibió el aval del papa Francisco. Se trata del Pókemon GO del Vaticano.

La aplicación se llama Follow JC Go y fue presentada esta semana en la casa Santa Marta del Vaticano. El pontífice se interesó en saber del proyecto y le dio su bendición al desarrollo de la Fundación Ramón Pané.

Cómo funciona

Tal y como sucedía en el juego de Niantic, el usuario utiliza el GPS del teléfono para orientarse en la calle. Pero en lugar de capturar pókemones, la ‘cacería’ religiosa está orientada a beatos, santos, personajes bíblicos y advocaciones marianas ocultos en iglesias, santuarios, lugares turísticos, restaurantes, hoteles, entre otros.

El desafío, en este caso, será sumarlos al propio “e-team” (equipo de evangelización), respondiendo preguntas sobre temas de cultura religiosa general.

Estos equipos permitirán también la interacción con otras personas reales. Cuando dos jugadores se ubican cerca físicamente, podrán mandarse mensajes, conocerse y ser amigos e, incluso, encontrarse para realizar juntos obras de misericordia.