Escucha esta nota aquí

Óscar Coca, gerente general de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel), ha confirmado que este año se invertirán 50 millones de dólares en la conexión de su fibra óptica a la red submarina del océano Pacífico. Esta acción, no solo permitirá acelerar el servicio de internet, sino que también abaratará el costo en un 50%.

"La conexión al cable submarino es hasta medio año, estimamos que el 6 de agosto le vamos a ofrecer al país una conexión más rápida y con tarifas más barata. Vamos a crecer este año de 15.000 megabits que hemos alcanzado este año a cerca de 100.000 megabits, es decir, la posibilidad del ancho de banda nos va a dar para que los usuarios y los clientes puedan tener fuerte servicio y capacidad prácticamente ilimitada", explicó Coca.

Actualmente Entel compra el servicio de internet a una empresa proveedora que cobra alrededor de 60 dólares por megabits y cuando se construyan los 3.000 kilómetros de fibra óptica para interconectar al cable submarino el costo por mega llegará aproximadamente a 20 dólares.

El año pasado este disminuyó a 1,20 bolivianos la tarifa nacional y alcanzó el 44,3% de participación en el mercado de las telecomunicaciones del país.