Escucha esta nota aquí

Las empresas de buses se ven afectadas debido al mal estado de las carreteras a causa de la persistente lluvia. Muchas empresas han cancelado el cronograma habitual de transporte por la falta de transitabilidad de ciertos caminos.

El daño económico a las empresas representa una pérdida del 70% de los ingresos, indican fuentes allegadas al sector. Las más afectadas son las que van en dirección a los valles o a Sucre y hay alrededor de veinte derrumbes entre la Angostura y Samaipata.

La Administradora Boliviana de Caminos (ABC) anunció que hará un diagnóstico de la carretera para determinar si la pueden habilitar o no. “La ruta permanece cortada desde anoche, sigue lloviendo y eso dificulta los trabajos para dejar la vía expedita”, aseguró Walter Noé responsable de la ABC.