Escucha esta nota aquí

El Arzobispo de Santa Cruz, Monseñor Sergio Gualberti, pidió al Gobierno durante su homilía dominical, hacer uso adecuado de los fondos públicos en políticas y servicios que favorezcan a las personas más necesitadas del país.

"Tomar medidas urgentes a fin de que los fondos estatales se destinen prioritariamente para implementar políticas sociales que respondan a las necesidades básicas y reales de la población, como la salud, educación y vivienda, en particular de los sectores más pobres", indicó la autoridad religiosa.

Gualberti llamó a la solidaridad con todas aquellas personas que han sido excluidas del "banquete de la vida" y criticó que esto ocurra, mientras que el uso de los recursos públicos sea "ineficiente", de acuerdo a un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que él citó.

"A menudo la sociedad boliviana, encerrada en el horizonte egoísta de sus intereses, es ciega e indiferente ante el sufrimiento de los marginados", expresó.

Según el estudio "Mejor gasto para mejores vidas: cómo pueden América Latina y el Caribe hacer más con menos" del BID, la ineficiencia de Bolivia es de 6,3% detrás de Argentina (7,2%) y El Salvador (6,5%), mientras que Chile y Perú tienen mejor calidad de gasto.

El Monseñor demandó al gobierno corregir el gasto ineficiente de recursos y priorizar políticas sociales para atender a los sectores más vulnerables de la sociedad.

Muestra de la ineficiencia, dijo, es el clamor de los enfermos con cáncer que en días pasados han rogado por atención médica y terapias, situación que ha "desnudado las graves fallas de la salud pública"