Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales acompañó desde la madrugada de este viernes el proceso de entrega del empresario prófugo Martín Belaunde a las autoridades peruanas en el puente internacional en Desaguadero, frontera con Perú.

Tras concretarse la entrega de Belaunde a la Policía peruana, cerca de las 7:15, Morales dio una conferencia de prensa en la que afirmó que el país no es un refugio para delincuentes internacionales. 

"Quiero que sepan los delincuentes comunes, extranjeros corruptos que Bolivia no será refugio de corruptos ni delincuentes, que entiendan y no confundan a Evo con Obama ni a Bolivia con Estados Unidos", dijo Morales en conferencia de prensa en el mismo sitio fronterizo.

El mandatario lamentó que haya abogados y policías corruptos en el país y recomendó que la lucha contra este mal debe ser frontal. "Las autoridades deben hacer justicia y asumir su responsabilidad. La gente implicada con la fuga en Bolivia serán juzgados", afirmó.

El ministro de Defensa, Reymi Ferreira; el ministro de Gobierno, Carlos Romero y el canciller David Choquehuanca acompañaron la mandatario durante la entrega. ,

n
,
n