Escucha esta nota aquí

El Gobierno de Bolivia llevó 13 toneladas de ayuda humanitaria a Chile en la víspera, como parte de la colaboración a los damnificados de las intensas lluvias que se registran en el norte de la vecina nación. De inicio se había rechazado los víveres. 

“El Presidente Morales ha determinado cooperar con la hermana República de Chile y las familias afectadas con cerca de 13 toneladas de agua embotellada, porque entendemos que en este momento lo que más se requiere, además de otras necesidades importantes, es el agua”, dijo el ministro de Defensa, Jorge Ledezma.

Un avión Hércules del país aterrizó ayer en la región de Copiapó con el cargamento, luego del impasse en el que el vicepresidente Álvaro García Linera informó el rechazo inicial de la ayuda, lo que generó críticas al Gobierno chileno.

“Los pueblos, los gobiernos, países vecinos y hermanos como Chile tenemos que tener solidaridad y ayudar, por eso ayudamos con lo que tenemos, que es agua”, agregó el emisario nacional a medios de comunicación de Chile.

El ministro llevó la consigna del mar

La autoridad enviada por el país para entregar la ayuda, llevaba un chaleco que en el pecho señalaba "El Mar es de Bolivia", hecho que aseguró no constituye una provocación y menos un intento de polemizar. 

"No es ninguna provocación. En estos días en que el pueblo chileno y esta región viven una situación dolorosa, conmovedora, no podemos polemizarlo más todavía con los temas que históricamente Bolivia tiene como demanda planteada", aseveró Ledezma.,

Ministro Jorge Ledezma con chaleco sobre el Mar