Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales dio este domingo un ultimátum a la Conferencia Episcopal Boliviana y pidió que identifique y dé nombres de las presuntas autoridades del Movimiento Al Socialismo (MAS) involucradas en el narcotráfico.

La reacción del mandatario boliviano se da después de que la Conferencia Episcopal Boliviana señalará en una parte de la Carta Pastoral que “El narcotráfico, en su estrategia de expansión e impunidad, penetra incluso estructuras estatales y fuerzas del orden, comprando conciencias. La corrupción ha minado la credibilidad de autoridades de diversa jerarquía encargadas de la lucha contra el narcotráfico, tanto en el presente como en el pasado”.

“No acepto que algunos jerarcas de la Iglesia me digan narcotraficante, por eso desde acá estoy dando un ultimátum, esa Conferencia Episcopal que dé nombres, quienes son los narcotraficantes del Estado, es presidente, vicepresidente, son diputados, senadores o gobernadores, que dé nombres si son responsables con su discurso”, señaló Morales desde el municipio de Tomave, Potosí.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, fue el primero del Gobierno en salir al frente a responder a las afirmaciones de la Conferencia Episcopal Boliviana, que el 1 de marzo presentó su Carta Pastoral "Hoy pongo ante ti la vida o la muerte" sobre la problemática del narcotráfico y la drogadicción, done advierten que la expansión de esta actvidad es alarmante, porque han penetrado las estructuras estatales, las fuerzas del orden y la economía.

"Entiendo qué hay en esa carta pastoral de la Iglesia Católica, hay gruesos errores que obedecen a una falta de información. Vamos a invitar a la Iglesia Católica a que tome conocimiento, dice, por ejemplo, que el estudio integral de la hoja de coca no ha sido puesto a conocimiento, cuando ha sido socializado, incluso internacionalmente", aseveró la autoridad.

,